Pino Piñonero (Pinus pinea)

 

Nombre científico: Pinus pinea LINNEO

 

Nombre común: Pino piñonero, pino doncel, pino real.

 

Descripción

Árbol perennifolio, que puede alcanzar entre 25 y 30 m de altura. Su tronco crece recto, aunque a menudo se retuerce. Su corteza es gruesa,  de color pardo grisácea, profundamente agrietada y se desprende en placas que dejan ver nuevas placas de color pardo-rojizo. Su copa es redondeada o aparasolada.

Las hojas son aciculares, entre 10 y 20 cm de longitud, muy finas y puntiagudas, y de un color verde intenso. Se agrupan  por parejas en un pequeño braquiblasto o vaina que las une por el extremo inferior.

Las flores masculinas, generadoras de polen, se agrupan en gran número en conos alargados de color amarillo. Las flores femeninas se sitúan al lado de las masculinas y forman un cono verdoso-rojizo que dará lugar a las piñas.

La piña tiene forma ovoide o globosa, de 8 a 14 cm de largo por 7 o 10 de ancho y de color pardo-rojiza. Las piñas se disponen solitarias o agrupadas de dos en dos y se encuentran formadas por unas escamas romboidales con ombligos obtusos. Las semillas son grandes de unos 2 cm de largo, y presenta una cáscara dura y gruesa; son las más grandes de todas las especies de pinos y son conocidos por todos con el nombre de piñones. Cada pina puede contener más de cien piñones.

 

“Floración y fructificación”

Florece en primavera. Las piñas maduran en el otoño del tercer año y los piñones se diseminan en el cuarto año, una vez que la piña ha caído al suelo.

 

 

 

PORTE

 

 

HOJAS

 

TRONCO

 

CONOS MASCULINOS

 

Hábitat y distribución

Es un árbol que prefiere los suelos sueltos y arenosos. Lo podemos encontrar tanto en suelos calizos como silicios, aunque prefiere estos últimos. Requiere luz abundante y clima templado.

Su distribución se ve favorecida por la acción del fuego, ya que este evita la proliferación de otros árboles y arbustos que impedirían su desarrollo. Además, los restos de carbones vegetales producidos por el fuego favorece la germinación de los piñones.

Se piensa que es oriundo del Mediterráneo oriental (Asia menor), aunque es difícil asegurarlo debido a que en la época de los romanos fue ampliamente difundido por toda la cuenca Mediterránea. En España es uno de los pinos más abundantes, siendo muy frecuente encontrarlo en zona del litoral mediterráneo y en el centro de Castilla.

 

Usos y curiosidades

En jardinería ha sido desde antiguo plantado a lo largo de paseos y caminos como árbol de sombra. Forestalmente es plantado en las zonas costeras para fijar dunas, y en las zonas con suelos áridos y estériles debido a su adaptabilidad y pocas exigencias.

Su madera es resinosa, de color blanco, muy nudosa y difícil de trabaja con ella. No es demasiado apreciada en carpintería, pero es empleada en la construcción y en la fabricación de traviesas de vías.

La corteza del pino piñonero, al igual que la del resto de los pinos, contiene gran cantidad de taninos, por lo que ha sido utilizada para curtir cueros.

En medicina popular las hojas del pino piñonero tienen fama de ser antisépticas y  expectorantes. Las puntas de las ramillas o cogollitos se han utilizado para combatir el escorbuto. Y los piñones se usaron como balsámicos para curar la tos y enfermedades del pecho, e incluso se le atribuyeron propiedades afrodisíacas.

Sin duda, uno de los usos mas importantes del pino piñonero es la obtención de sus piñones, para lo cual se suele hacer podas intensas que favorecen su producción (olivación). Los piñones se pueden consumir frescos, secados o tostados, siendo muy empleados con fines culinarios, sobre todo en la rama de la pastelería.

El nombre de pino deriva del latín “pinus”, que a su vez parece provenir del céltico ”pyn” que significa montaña, roca, haciendo alusión a su capacidad de vivir en las zonas rocosas. Y su nombre específico “pinea” es de origen latino y significa piña. Su nombre común de pino piñonero hace referencia a sus piñones comestible.

El pino piñonero es un árbol relativamente longevo que puede vivir unos cuatrocientos o quinientos años.